[Fragmento]"Las Venas Abiertas de America Latina" de Eduardo Galeano


         

Resultados 1 al 6 de 6

resumen de la segunda parte de las venas abiertas de america latina

resumen de las venas abiertas de america latina segunda parte

las venas abiertas de america latina resumen segunda parte

resumen segunda parte las venas abiertas de america latina

las venas abiertas de america latina segunda parte resumen

las venas abiertas de america latina fragmentos

fragmentos de las venas abiertas de america latina

resumen las venas abiertas de america latina segunda parte

resumen venas abiertas de america latina segunda parte

las venas abiertas de america latina resumen

resumen de las venas abiertas de america latina primera parte

segunda parte de las venas abiertas de america latina resumen

resumen segunda parte de las venas abiertas de america latina

eduardo galeano las venas abiertas de america latina fragmentos

fragmento las venas abiertas de america latina

norteamericanizacion de latinoamerica

resumen de la segunda parte de venas abiertas de america latina

las venas abiertas de america latina resumen por capitulos segunda parte

fragmentos las venas abiertas de america latina

resumen de las venas abiertas de america latina la segunda parte




  1. #1
    Administrador Avatar de Coyotesonico
    Fecha de Ingreso
    30 ene, 07
    Ubicación
    En la frontera de la Web
    Mensajes
    4,679
    Compartir en:
    Compartir en Facebook  Compartir en Twitter

    Predeterminado [Fragmento]"Las Venas Abiertas de America Latina" de Eduardo Galeano

    "Las Venas Abiertas de América Latina" de Eduardo Galeano.


    EL BOMBARDEO DEL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL FACILITA EL DESEMBARCO DE LOS CONQUISTADORES.

    Como en los demás países de América Latina, la puesta en práctica de las recetas del Fondo Monetario Internacional sirvió para que los conquistadores extranjeros entraran pisando tierra arrasada. Desde fines de la década del cincuenta, la recesión económica, la inestabilidad monetaria, la sequía del crédito y el abatimiento del poder adquisitivo del mercado interno han contribuido fuertemente en la tarea de voltear a la industria nacional y ponerla a los pies de las corporaciones imperialistas. So pretexto de la mágica estabilización monetaria, el Fondo Monetario Internacional, que interesadamente confunde la fiebre con la enfermedad y la inflación con la crisis de las estructuras en vigencia, impone en América Latina una política que agudiza los desequilibrios en lugar de aliviarlos. Liberaliza el comercio, prohibiendo los cambios múltiples y los convenios de trueque, obliga a contraer hasta la asfixia los créditos internos, congela los salarios y desalienta la actividad estatal. Al programa agrega las fuertes devaluaciones monetarias, teóricamente destinadas a devolver su valor real a la moneda y a estimular las exportaciones. En realidad, las devaluaciones sólo estimulan la concentración interna de capitales en beneficio de las clases dominantes y propician la absorción de las empresas nacionales por parte de los que llegan desde fuera con un puñado de dólares en las maletas. En toda América Latina, el sistema produce mucho menos de lo que necesita consumir, y la inflación resulta de esta impotencia estructural. Pero el FMI no ataca las causas de la oferta insuficiente del aparato de producción, sino que lanza sus cargas de caballería contra las consecuencias, aplastando aún más la mezquina capacidad de consumo del mercado interno de consumo: una demanda excesiva, en estas tierras de hambrientos, tendría la culpa de la inflación. Sus fórmulas no sólo han fracasado en la estabilización y en el desarrollo, sino que además han intensificado el estrangulamiento externo de los países, han aumentado la miseria de las grandes masas desposeídas, poniendo al rojo vivo las tensiones sociales, y han precipitado la desnacionalización económica y financiera, al influjo de los sagrados mandamientos de la libertad de comercio, la libertad de competencia y la libertad de movimiento de los capitales. Los Estados Unidos, que emplean un vasto sistema proteccionista –aranceles, cuotas, subsidios internos jamás han merecido la menor observación del FMI. En cambio, con América Latina, el FMI ha sido inflexible: para eso nació. Desde que Chile aceptó la primera de sus misiones en 1954, los consejos del FMI se extendieron por todas partes, y la mayoría de los gobiernos sigue hoy día, ciegamente, sus orientaciones. La terapéutica empeora al enfermo para mejor imponerle la droga de los empréstitos y las inversiones. El FMI proporciona préstamos o da la imprescindible luz verde para que otros los proporcionen. Nacido en Estados Unidos, con sede en Estados Unidos y al servicio de Estados Unidos, el Fondo opera, en efecto, como un inspector internacional, sin cuyo visto bueno la banca norteamericana no afloja los cordones de la bolsa; el Banco Mundial, la Agencia para el Desarrollo Internacional y otros organismos filantrópicos de alcance universal también condicionan sus créditos a la firma y el cumplimiento de las Cartas de intenciones de los gobiernos ante el omnipotente organismo. Todos los países latinoamericanos reunidos no alcanzan a sumar la mitad de los votos de que disponen los Estados Unidos para orientar la política de este supremo hacedor del equilibrio monetario en el mundo: el FMI fue creado para institucionalizar el predominio financiero de Wall Street sobre el planeta entero, cuando a fines de la segunda guerra el dólar inauguró su hegemonía como moneda internacional. Nunca fue infiel al amo. La burguesía nacional latinoamericana tiene, bien es cierto, vocación de rentista, y no ha opuesto diques considerables a la avalancha extranjera sobre la industria, pero también es cierto que las corporaciones imperialistas han utilizado toda una gama de métodos del arrasamiento. El bombardeo previo del FMI facilitó la penetración. Así, se han conquistado empresas mediante un simple golpe de teléfono, después de una brusca caída en las cotizaciones de la Bolsa, a cambio de un poco de oxígeno traducido en acciones, o bien ejecutando alguna deuda por abastecimientos o por el uso de patentes, marcas o innovaciones técnicas. Las deudas, multiplicadas por las devaluaciones monetarias que obligan a las empresas locales a pagar más moneda nacional por sus compromisos en dólares, se convierten así en una trampa mortal. La dependencia en el suministro de la tecnología se paga caro: el know-how de las corporaciones incluye una gran pericia en el arte de devorar al prójimo. Al chantaje financiero y tecnológico se suma la competencia desleal y libre del fuerte frente al débil. Como las filiales de las grandes corporaciones multinacionales integran una estructura mundial, pueden darse el lujo de perder dinero durante un año, o dos, o el tiempo que fuere necesario. Bajan, pues, los precios, y se sientan a esperar la rendición del acosado. Los bancos colaboran con el sitio: la empresa nacional no es tan solvente como parecía: se le niegan víveres. Acorralada, la empresa no tarda en levantar la bandera blanca. El capitalista local se convierte en socio menor o en funcionario de sus vencedores. O conquista la más codiciada de las suertes: cobra el rescate de sus bienes en acciones de la casa matriz extranjera y termina sus días viviendo gordamente una vida de rentista. La propia Organización de Estados Americanos reconoce que la abundancia de recursos financieros de las filiales norteamericanas, «en momentos de muy escasa liquidez para las empresas nacionales, ha propiciado, en ocasiones, que algunas de esas empresas nacionales fuesen adquiridas por intereses extranjeros». La penuria de recursos financieros, agudizada por la contracción del crédito interno impuesta por el Fondo Monetario, ahoga a las fábricas locales. Pero el mismo documento de la OEA informa que, nada menos que el 95,7 por ciento de los fondos requeridos por las empresas norteamericanas para su normal funcionamiento y desarrollo en América Latina, provienen de fuentes latinoamericanas, en forma de créditos, empréstitos y utilidades reinvertidas. Esa proporción es del ochenta por ciento en el caso de las industrias manufactureras.

    LOS ESTADOS UNIDOS CUIDAN SU AHORRO INTERNO, PERO DISPONEN DEL AJENO: LA INVASIÓN DE LOS BANCOS.
    La canalización de los recursos nacionales en dirección a las filiales imperialistas se explica en gran medida por la proliferación de las sucursales bancarias norteamericanas que han brotado, como los hongos después de la lluvia, durante estos últimos años, a lo largo y a lo ancho de América Latina. La ofensiva sobre el ahorro local de los satélites está vinculada al crónico déficit de la balanza de pagos de los Estados Unidos, que obliga a contener las inversiones en el extranjero, y al dramático deterioro del dólar como moneda del mundo. América Latina proporciona la saliva además de la comida, y los Estados Unidos se limitan a poner la boca. La desnacionalización de la industria ha resultado un regalo. Es imposible conocer el simultáneo aumento de las actividades paralelas –subsidiarias, holdings, financieras, oficinas de representación en su magnitud exacta, pero se sabe que en igual o mayor proporción han crecido los fondos latinoamericanos absorbidos por bancos que, aunque no operan abiertamente como sucursales, están controlados desde fuera a través de decisivos paquetes de acciones o por la apertura de líneas externas de crédito severamente condicionadas. Toda esta invasión bancaria sirve para desviar el ahorro latinoamericano hacia las empresas norteamericanas que operan en la región, mientras las empresas nacionales caen estranguladas por la falta de crédito. Los departamentos de relaciones públicas de varios bancos norteamericanos que operan en el exterior pregonan, sin rubores, que su propósito más importante consiste en canalizar el ahorro interno de los países donde operan, para el uso de las corporaciones multinacionales que son clientes de sus casas matrices. Echemos al vuelo la imaginación: ¿podría un banco latinoamericano instalarse en Nueva York para captar el ahorro nacional de los Estados Unidos? La burbuja estalla en el aire: esta insólita aventura está expresamente prohibida. Ningún banco extranjero puede operar, en Estados Unidos, como receptor de depósitos de los ciudadanos norteamericanos. En cambio, los bancos de los Estados Unidos disponen a su antojo, a través de las numerosas filiales, del ahorro nacional latinoamericano. América Latina vela por la norteamericanización de las finanzas, tan ardientemente como los Estados Unidos.

    UN IMPERIO QUE IMPORTA CAPITALES.
    Lo que caracteriza al capitalismo moderno, en el que impera el monopolio, es la exportación de capital», había escrito Lenin. En nuestros días, como han hecho notar Baran y Sweezy, el imperialismo importa capitales de los países donde opera. En el período 1950-67, las nuevas inversiones norteamericanas en América Latina totalizaron, sin incluir las utilidades reinvertidas, 3. 921 millones de dólares. En el mismo período, las utilidades y dividendos remitidos al exterior por las empresas sumaron 12. 819 millones. Las ganancias drenadas han superado en más de tres veces el monto de los nuevos capitales incorporados a la región. Desde entonces, según la CEPAL, nuevamente creció la sangría de los beneficios, que en los últimos años exceden en cinco veces a las inversiones nuevas.

    LOS TECNÓCRATAS EXIGEN LA BOLSA O LA VIDA CON MÁS EFICACIA QUE LOS «MARINES».
    Al llevarse muchos más dólares de los que traen, las empresas contribuyen a agudizar la crónica hambre de divisas de la región; los países «beneficiados» se descapitalizan en vez de capitalizarse. Entra en acción, entonces, el mecanismo del empréstito. Los organismos internacionales de crédito desempeñan una función muy importante en el desmantelamiento de las débiles ciudadelas defensivas de la industria latinoamericana de capital nacional, y en la consolidación de las estructuras neocoloniales. La ayuda funciona como el filántropo del cuento, que le había puesto una pata de palo a su chanchito, pero era porque se lo estaba comiendo de a poco. El déficit de la balanza de pagos de los Estados Unidos, provocado por los gastos militares y la ayuda extranjera, crítica espada de Damocles sobre la prosperidad norteamericana, hace posible, al mismo tiempo, esa prosperidad: el Imperio envía al exterior sus marines para salvar los dólares de sus monopolios cuando corren peligro y, más eficazmente, difunde también sus tecnócratas y sus empréstitos para ampliar los negocios y asegurar las materias primas y los mercados. El capitalismo de nuestros días exhibe, en su centro universal de poder, una identidad evidente de los monopolios privados y el aparato estatal. Las corporaciones multinacionales utilizan directamente al Estado para acumular, multiplicar y concentrar capitales, profundizar la revolución tecnológica, militarizar la economía y, mediante diversos mecanismos, asegurar el éxito de la norte americanización del mundo capitalista.



  2. #2
    Usuario Avatar de LimaTockNock
    Fecha de Ingreso
    08 feb, 07
    Mensajes
    667

    Predeterminado

    ¡Piratea el Planeta!. ¡Lo que importa es compartir!

    *** ¡¡¡ La propiedad privada no es un derecho y mucho menos una obligación !!! ***

  3. #3
    Nuevo
    Fecha de Ingreso
    21 feb, 10
    Mensajes
    5

    Predeterminado

    (...)Las corporaciones multinacionales utilizan directamente al Estado para acumular, multiplicar y concentrar capitales, profundizar la revolución tecnológica, militarizar la economía y, mediante diversos mecanismos, asegurar el éxito de la norte americanización del mundo capitalista(...)

    y cuando queres romper con ese modelo imperante en un país como el nuestro, te tíldan de Chavista, Castrista...

    ¿será por que ellos lo hicieron o estan tratando de hacerlo?

    que la monada no se desespere, las bananas importadas seguiran llegando... obvio, vía empresa norteamericana...

  4. #4
    Administrador Avatar de huscarle
    Fecha de Ingreso
    14 ago, 05
    Ubicación
    Al otro lado del río
    Mensajes
    13,739

    Predeterminado

    Pensar que este libro el año que viene cumple 40 años... Y sigue muy vigente.


  5. #5
    Administrador Avatar de Coyotesonico
    Fecha de Ingreso
    30 ene, 07
    Ubicación
    En la frontera de la Web
    Mensajes
    4,679

    Predeterminado

    Cita Iniciado por huscarle Ver Mensaje
    Pensar que este libro el año que viene cumple 40 años... Y sigue muy vigente.
    Para mi es como la biblia jeje.

  6. #6
    *nix powered Mod Avatar de caudio
    Fecha de Ingreso
    17 feb, 06
    Ubicación
    Cordoba, Argentina
    Mensajes
    2,030

    Predeterminado

    Cita Iniciado por huscarle Ver Mensaje
    Pensar que este libro el año que viene cumple 40 años... Y sigue muy vigente.

    Totalmente.. mas que nostradamus.. solo hace falta sentido comun para entender que el ser humano tiende a no cambiar, solo maquilla un poco las cosas..

    En cuanto a asdf1234.
    Si realmente crees que Castro y Chavez son la solucion para el pueblo.. estas bastante ciego... trata con cuidado la propaganda de AMBOS lados..

    Saludos
    __________________________________________________ _______
    En la caja ponia: Requiere Windows XP o superior... por eso instale Linux.
    http://www.nixlife.com.ar

Temas Similares

  1. La paradoja andante (Eduardo Galeano)
    Por Pablo en el foro Literatura
    Respuestas: 12
    Último Mensaje: 18/05/2010, 11:51
  2. TVE presenta "Libertadores", 8 films sobre los héroes de América Latina
    Por huscarle en el foro Cine, TV, Radio y Espectáculos
    Respuestas: 1
    Último Mensaje: 22/10/2009, 18:22
  3. Eduardo Galeano
    Por huscarle en el foro Política y Economía
    Respuestas: 2
    Último Mensaje: 26/04/2009, 22:13
  4. [Ofrecido] Eduardo Galeano
    Por cipolletti en el foro eBooks y Revistas
    Respuestas: 3
    Último Mensaje: 24/06/2008, 22:06

Publicidad  Contacto  Denuncias  Prensa  Labs  Reglas  RSS

Términos y condiciones  Políticas de privacidad

Búsqueda Avanzada
PRINCIPAL  FORO  LISTADOS DE ELINKS  CUENTA  AYUDA